Etiquetas

, , , , ,

Hola a todos, hace ya un año que escribí el post Historia del Arte. Mi experiencia. ¿Deberías estudiar esta carrera? y he decidido aportaros más datos que he ido recopilando a lo largo de este curso, para los que estéis interesados.

Tengo que dejar claro que en cada comunidad la carrera se estructura de una forma u otra, con diferentes asignaturas o metodologías. En Valencia tienen una forma de puntuación curiosa, fue una de las cosas que más me sorprendieron cuando empecé la universidad y que, a veces te puede salvar el culo y otras veces puede provocar que no llegues a la nota deseada:

Cada asignatura cuenta con examen final (no hay parciales), trabajo(s), lectura(s) y memorias de visitas y salidas. El examen suele puntuar un 50-60% según lo que elija el profesor, mientras que el resto se reparte para llegar a sumar el total del 100%. Lo más normal es que el examen valga 60%, el trabajo 20% y las lecturas y memorias 20%. ¿Pros y contras de esta forma de puntuación? Pues en mi caso, que soy una persona muy estudiosa y ambiciosa, muchas veces me pasa que saco muy buenas notas en el examen, pero los trabajos y memorias como te puntúan como les sale de las pelotas sin un criterio fijo pues igual te bajan y no consigues sacar la máxima puntuación.

large1.jpg

Ah, otra cosa de la que quería hablar es que, según lo que tengo entendido, por cada asignatura solo pueden poner 2 matrículas de honor. ¿Qué supone esto? Que en una clase de 80 personas, pueden sacar por ejemplo 5 personas un 10 en esa asignatura, pero solo 2 (las que el profesor elija) se llevan la matrícula. ¿Y? Pues una matrícula de honor, chicos, equivale a que el año siguiente se te descuente una asignatura de la matrícula total, es decir, en mi caso cada asignatura vale unos 100 euros. Si te descuentan 100 euros pues oye, ya te hace un papel importante, porque un año de carrera te puede costar de 1000 euros p’arriba, y eso que mi carrera es de las baratas, no sé como estará el percal en otras más solicitadas.  Yo soy de esas pringadas que me he quedado tercera y no le han dado matrícula. Gracias vida.

En Historia del Arte cada año me he encontrado cosas diferentes. Primero fue un año un poco mierda porque no tenía solo asignaturas de historia del arte, de hecho creo que de arte tenía 3/10, el resto eran de historia, filosofia, lengua (?), etc. Esto no lo he explicado bien en el artículo del año pasado, y es que las carreras de letras tienen asignaturas comunes (a las que llaman formación básica) por si te quisieras cambiar en algún momento y decides que esa carrera no es lo tuyo.

Esto no lo entiendo sinceramente, todos los profesores se quejan de que no hay tiempo para dar una asignatura en seis meses, que son muy extensas, que hay que abreviar… y sin embargo en primero te meten solo 3 asignaturas de arte y el resto es mierda que haces de gratis, porque sí. Creo que es totalmente innecesario, si decidiera que historia del arte no es lo mío me cambiaría igualmente de carrera, es que de verdad no entiendo esta tontería de tener que dar asignaturas que no vienen a cuento y que no te enseñan absolutamente nada, lo único que hacen es que pienses que la historia del arte no era como tú imaginabas y que no se da una mierda de arte.

a

Imagen extraída de la página web de la Universidad de Valencia

El segundo curso ya fue mucho más liberador, puesto que, ahora sí, la mayoría de asignaturas eran de arte. Estuvo muy guay y aprendí mucho, me puse contenta porque era lo que yo esperaba de la carrera, al fin. Disfruté muchísimo este curso, os lo aseguro.

También quería contaros una anécdota, y es que una compañera de clase mía nunca estudia, osea estudia como el día de antes o dos días antes. Yo no sé como la gente hace eso, todos dicen lo mismo, que en época de exámenes en 2 o 3 días se estudian toda la materia de una asignatura y así viven, al día. Yo personalmente os digo que esto no funciona, los conocimientos no se asientan bien y el examen es luego un desastre.

b.png

Imagen extraída de la página web de la Universidad de Valencia

Continuando con la anécdota. Esta chica en cuestión, llamémosla Angustias porque es lo que me causa, en primero de carrera siempre estaba pendiente de ver qué nota sacaba yo estudiando y qué nota sacaba ella casi sin hacer una mierda, y se burlaba muchas veces cuando ella sacaba más nota que yo (por unas décimas, todo hay que decirlo). Chavales, la universidad va subiendo de dificultad de forma progresiva y el esfuerzo se ve recompensado. Yo no entendía cómo Angustias podía sacar la misma nota que yo, osea, era inconcebible. Y no es que ella supiera más o yo no estudiara bien, es que los profesores levantan mucho la mano y ponen notas relativamente altas en los primeros cursos, ya sea examen, trabajo, práctica, etc. Ni que decir, que aun así hay profesores que saben diferenciar un buen examen de otro, y Angustias suspendió 2 o 3 me parece, y las acarreó para segundo curso.

En segundo, Angustias empezó a ver que su nota ya siempre era más baja que la mía, no por mucho pero siempre estaba ahí a ver si podía burlarse de que “ya ves tú, dos décimas y yo me he leído esto en una noche y tu llevas una semana empollando“. A mí me cabreaba, obviamente, pero yo soy de las que piensa que el Karma le da a cada uno lo que merece por lo que pasaba de ella totalmente. No sé que suerte de la vida tuvo Angustias que, llevando 13 asignaturas en vez de 10, aprobó todas. Bueno, suerte de la vida y que le fue llorando a algunos profesores, que le subieron unas décimas que le faltaban para aprobar. Qué tía, a mi me daría vergüenza, pero hay gente que tiene mucha cara.

Ahora, en tercero, no es que me alegre de que se haya dado con el canto en los dientes, pero la verdad que se lo merece. En el primer cuatrimestre, de 5 ha aprobado 1, y no le ha valido ni llorar porque con un 2 de nota ¿qué vas a llorarle al profesor? No se puede hacer nada. Todavía no se las notas del segundo cuatrimestre, pero esta chica está en las últimas. No os digo yo que el Karma hace lo que tiene que hacer al final…

Con esto también quiero haceros la reflexión de que, si tu te esfuerzas desde el minuto uno, vas evolucionando y a medida que el curso se va poniendo difícil tú también vas aprendiendo cómo hacerle frente, y de forma totalmente inconsciente porque casi no notáis el cambio vosotros mismos, pero lo hay. Yo ahora miro atrás y, si tuviera la experiencia y las técnicas de ahora, en primero lo habría bordado. La vida se trata de eso, de experiencia. Angustias por el contrario no sabe estudiar, no sabe prepararse para un examen de la hostia, no sabe redactar trabajos ni extraer las ideas importantes de un texto. No seáis como Angustias. Esforzaros. Y sobretodo, no vayáis de gallitas por la vida, sed humildes.

large2.jpg

Pasamos ya a tercero de carrera. En tercero me he encontrado con asignaturas mucho más pesadas porque en segundo se adaptas a estudiar el mismo tipo de asignatura, un periodo de la historia, arte, artistas, características, obras, etc. Lo que tenemos en tercero son asignaturas mucho más prácticas, en el sentido de útiles como Patrimonio, Museología, Profesionalización o Historiografía. Estas asignaturas hablan de leyes y cambios en el patrimonio, usos de los museos, profesiones dentro de la historia del arte, gestión de museos, conservación, evolución del concepto del arte en la historia, grandes historiadores del arte, un sinfín de cosas chulísimas.

También he de comentar que este año he tenido profesores y trabajos muchísimo más duros y que me ha costado mucho esfuerzo sacar adelante (aunque Angustias se ha estancado). Los trabajos son mucho más elaborados, te exigen una redacción más limpia y completa, con información y bibliografía, pies de página, citas, etc. Un trabajo como Dios manda, que lo ves y dices “oh si, esto es universitario” y te sientes orgullosa. Son trabajos ya extensos, mucho más largos, con un buen peso documental, y que muestran tus conocimientos de forma más amplia. Gracias a estos trabajos he de decir que me siento mucho más preparada para afrontar el año que viene un TFG, porque en segundo iba más perdida que perdida.

c.png

Imagen extraída de la página web de la Universidad de Valencia

Mi experiencia sobre cuarto tardará otro año más en llegar, pero por el momento estoy tranquila. En tercero se hacen reuniones para hablar de cuarto, de cómo afrontar el curso, qué hay de nuevo como el TFG, las asignaturas optativas y las prácticas, todo. Ya os iré informando de más cosillas a partir de septiembre, pero por el momento, voy a disfrutar del verano todo lo que pueda y también tengo intención de realizar unas prácticas relacionadas con museos y exposiciones. Si todo sale bien os hablaré de ello más adelante. Crucemos los dedos.

AirBrush_20170513083751.jpg

Anuncios