Etiquetas

, , , , , , ,

No dedico demasiado tiempo a mi blog de arte, pero me gusta traer contenido de calidad y supone un gran trabajo. Son pocas las visitas, pocos los seguidores y pocos los comentarios, pero por pocos que sean merece la pena dedicaros mi tiempo y mis ganas.

Quiero inaugurar con esta película una nueva sección en el blog, que aparecerá en el menú superior y que iré completando poco a poco (del mismo modo que Black Mirror). Se llamará El arte del cine e incorporaré películas sobre artistas, edificios, movimientos artísticos… todo lo que tenga que ver con este, nuestro pequeño universo.

También inauguraré otra sección sobre libros de historiadores de ayer y de hoy, de pintores, de escultores, artistas, cosa que lleva muchísimo más trabajo que ver una película, pero es un proyecto que voy a empezar con muchas ganas y espero recoger poco a poco lo que voy a ir sembrando. Dicho esto ¡vamos con la entrada prometida!

Big Eyes es una película de Tim Burton que se estrenó el 25 de diciembre de 2014. Dura 106 minutos y está basada en hechos reales por lo que tira más hacia el drama. Narra la historia de la artista Margaret Keane, la autora de las famosas pinturas de ojos grandes, y no solo narra su historia sino que también hace algunos guiños al contexto en el que vivió -mitad dels siglo XX-, pues nos habla de forma muy tímida de los famosos grupos críticos que deciden lo que es arte, lo que vende, y lo que no lo es.

También nos introduce al tema de la mujer artista. No soy muchas las mujeres con renombre en el mundo del arte, pues siempre han estado en las sombras y a la sociedad de antaño no le interesaba lo que podía llegar a hacer una mujer -¿miedo? me pregunto yo-.

Margaret fue una artista que pintaba niños con unos ojos muy grandes, desproporcionados inluso, según ella porque cuando era pequeña la operaron del oído y estuvo una temporada sorda, tenía que depender de los ojos de los demás, los ojos expresan, son ventanas al alma, son un medio de comunicación.

Big Eyes es una película que narra una gran mentira. Margaret conoce a Walter Keane, del que se enamora, se casa y empieza a vivir con él un sueño. Al principio de la película todo va muy rápido porque lo que interesa va más adelante. Margaret tenía una hija a la que mantener y sus cuadros no eran lo suficiente famosos como para llevar una buena vida, pero junto a Walter esto empieza a cambiar. ¿Qué ocurre? Walter mentirá y dirá a todo el mundo que los cuadros son suyos, pues su gracia para vender hacía que lloviera dinero del cielo. Margaret no estaba de acuerdo con esa decisión, pero una vez que los Ojos Grandes empezaron a tener éxito no pudo echarse atrás. Walter Keane no fue el primero en atribuirse obras como propias, hace poco leí un artículo sobre Elmyr de Hory, otro que tal. Podéis leerlo aquí.

Otro aspecto importante que quiero destacar, y que no tiene cada que ver con la historia, sino con el contexto, es el hecho de la reproducción de cuadros. Los cuadros originales eran muy caros, pero se podían hacer copias mas baratas, copias de copias, incluso tarjetas, postales, libretas, etc. De esta forma provocaban que la gente comprara aunque tuviera poco dinero y los cuadros se convertían en moda. Una de las escenas me gustó mucho, porque introduce esta nueva moda de la copia justo en un mercado, donde todas la latas, todos los alimentos, son copias unos de los otros:

Sin título67.jpg

Los actores son increíbles, sobretodo Christoph Waltz en su papel de Walter, le llegas a coger verdadero odio y se vuelve un transtornado, es increíble, me ha encantado. También tengo que mencionar que sale Krysten Ritter, una actriz que me encanta y me parece guapísima, no sabía que me la encontraría por esta película, aunque de personaje secundario, pero me he llevado una grata sorpresa.

Big Eyes es una muy buena película que habla de la vida de una mujer que tuvo que esconderse durante 10 años detrás de su marido, pero que finalmente tomó sus propias decisiones y sacó la verdad a la luz. En la película se ve como esta confesión provoca un revuelo social increíble y la cosa llega a juicio.

Tengo que mencionar, que viendo por encima la película una vez terminada me he dado cuenta de que aparece la verdadera Margaret Keane en una de las escenas, en segundo plano, me ha parecido sensacional incluirla de forma subliminal:

Sin título3

Aunque sea un material biográfico de muy buena calidad, no es una de las mejores películas que haya visto. Es una fuente de información magnífica y que me ha enseñado a esta autora que desconocía, una verdadera expresionista de los pies a la cabeza y luchadora. No es una película de 10, yo le pondría un 7.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Podéis ver la película –aquí-.

Mi usuario de pordede: Carluxi96

Anuncios