Etiquetas

, , , , ,

 

3354abf7e1eafc6ee66ab465459eb339

Alfred Stieglitz. Savoy Hotel. 1897

En mi primera semana de proyecto os traje una pintura que parecía una fotografía, hoy os traigo una fotografía que parece una pintura.

La fotografía ha avanzado tanto a lo largo de los últimos siglos que actualmente tenemos mucha definición, HD, HDR, 4K… antes no había ni 3D, eran fotografías con una definición muy baja, en blanco y negro, casi sin cambios de tonalidad, borrosas, e incluso antes de las fotografías en papel estaban las fotografías sobre plancha metálica.

Todo esto lo he aprendido en clase, y me he topado con esta preciosidad. Es una foto de un hotel de Nueva York por la noche, con el suelo mojado que actúa como cristal y un árbol en primer término. Este no es una de las fotos más importantes que van para examen, ni si quiera una de las que se haya parado el profesor a explicar, la pasó por encima como si un trozo de mierda se tratara, pero a mí me llamó mucho la atención sobretodo por el suelo húmedo. Es una de esas fotografías que nos gusta hacer cuando visitamos los diferentes lugares cuando estamos de vacaciones, solo que ahora acostumbramos a hacernos selfies y normalmente de día.

Yo soy una gran amante de las fotografías de noche y sobretodo me apasionan las pequeñas luces redondas. Desde el salón de mi casa se puede ver la ciudad de al lado, llena de farolas a lo lejos, pequeños puntitos de luz amarilla que parpadean. En esta foto, no solo tenemos esos puntos de luz, sino que además se reflejan en el suelo y se expanden de arriba a abajo. El árbol pelado no tiene mucha gracia, pensaréis que vaya mojón, sacar un árbol sin hojas, medio muerto, no hay vida… pero si estuviera en su máximo esplendor lleno de follaje no se vería este hotel en el fondo y toda esa luz quedaría tapada.

Desde luego que esto no es arte, pero nos gustaría pintar como tú fotografías.

Esta es uno de los comentarios que Stieglitz recibió por parte de muchos pintores. ¿Que no es arte? La fotografía antes no se consideraba arte, tenía una gran rivalidad con la pintura. Bien claro lo deja Paul Strand en esta frase con la que concluyo:

La fotografía y esta expresión de la pintura se rechazaban y despreciaban por igual; en eso sí que se parecían.

Anuncios